miércoles, 7 de octubre de 2009

Radio Télévision Libre des Mille Collines o el TN ruandés


Recuerdo cuando Clarín le contestó a la Presidenta acerca de su enojo por el dibujo de Sabat, donde se la veía con cintas adhesivas en cruz pegadas a su boca aconsejándole que guarde silencio. Lo hizo a través de sus distintos medios diciendo que "era sólo un dibujo", poniéndolo en la balanza con ese peso contrastando el enojo.

Lo minimizaron, sin tener el coraje de decir que era la opinión del diario a través de un dibujo, que no estaba en la páginas de historietas, sino inserto en la opinión del diario a través de las letras. Sacaron a relucir los premios de Sabat, escaso hito cultural de los mierditas. Ahora usan las dos cintas rojas, en su momento respuesta a favor de los sojeros, como símbolo de su propia lucha de intereses, vaya paradoja.

De la misma forma apelan a "no subestimar a la gente", que en definitiva "somos sólo la televisión", cuando se debate el poder de influencia de los medios en la gente. Que a esta altura se debata es ya un logro de los grupos mediáticos corporativos.

El belga Georges Ruggiu era el locutor de la Radio Télévision Libre des Mille Collines de Ruanda. Una versión ruandesa de Glenn Beck de la Fox. Difícil pensar en alguien de TN para compararlo, los de TN van todos cabeza a cabeza y nadie destaca.

Desde esa radio se fogoneó odio hasta lograr una matanza cuyo número es de seis cifras. Genocidio por peso propio, holocausto negado por problemas de copyright. El odio fue dirigido a los hutus con el mensaje de matar a los tutsis y a los hutus que no estuvieran de acuerdo.

Y fue a machete, artesanal, sin la cosa industrial de los alemanes y austríacos (¿Por qué será que sólo pensamos en Viena y el vals cuando nos dicen Austria?¿Será por los medios también?), sin el toque evangelizador de la fría espada y el arcabuz español de la conquista de américa, ni los fusiles y bayonetas del imperio inglés y francés, ni la refinada forma de hacer doler del japonés, mucho menos el napalm, el waterboarding y los misiles de crucero del estadounidense.

A machete, a tajos, porque rara vez morían del primero.

Luego vimos las fotos en los medios locales e internacionales por cable. ¡Qué horror! y todo eso que se dice hasta que terminaba Telenoche y se acercaba Tinelli. Nos gobernaba el sultán en esos años. Un mismo hecho y los medios cómplices, en el fogoneo de la barbarie criminal y en la banalización del hecho informándolo como el tópico de horror humano en su cuota justa de pantalla dentro de lo que el tiempo de su propio fogoneo local se lo permite.

Sigamos debatiendo si lo que vivimos es sólo un problema del gobierno con Clarín, si los medios influyen tanto. Debatamos por separado en compartimiento estanco el tema de la educación, la estafa del Polimodal, el golpe de gracia a la educación pública porteña de parte de Macri, tiro directo a la cabeza de los pobres, los que no van al Catherine High School of your Sister.

Luego debatamos, olvidándonos del tema educativo, si la gente está capacitada para resistir un bombardeo mediática con tal o cual noticia 24 horas, 7 días a la semana, los 365 días del año. 

Pensemos todo junto, un cóctel adecuado.

Cuando dicen, denostando a la política, que es a los políticos los que les conviene que el pueblo sea inculto, dicho a través de los medios de los grupos corporativos, trasladan a la política lo que se dicen a si mismo en la reuniones de directorio. A nadie más que a ellos les conviene.

2 comentarios:

lucas dijo...

"no es que no te crea
es que las cosas han cambiado
un poco..."

canta mimo páez, el café está fallado, no despierta.

leo y coincido, desde un dolor meramente intelectual.
como cuando alguien dice
"qué lástima".

que lastima?

hace poco me preguntaba
qué opinarían los habitantes
de sierra leona sobre el caos.
y los de tartagal?

hoy me pregunto por esta zoociedad
que nos contiene.
vuelve esa sensación alcalina
en la lengua. gusto a cuchara, gusto a poco.

por eso va a estar bueno el viernes, para ir viendo
cuántos pares metemos
en tres botas.

espero saludarle por allí, genetic.

un abrazo revolucionario

Martín (Latino) dijo...

"Cuando dicen, denostando a la política, que es a los políticos los que les conviene que el pueblo sea inculto, dicho a través de los medios de los grupos corporativos, trasladan a la política lo que se dicen a si mismo en la reuniones de directorio."

¡Que síntesis!

Saludos.