domingo, 17 de enero de 2010

Ante tanto poder ilegal e impune sólo queda la legítima defensa

-Los hijos de Herrera de Noble son nuestros hijos- dijo Carrió
Parece una frase destemplada pero es una verdad rotunda. Es la reafirmación de la expropiación. No son los hijos de desaparecidos, son de Herrera de Noble, tanto que les puso el apellido que se le dio en gana, ilegal, de su esposo muerto hacía rato.
Una vez Lanata, por pelotudo o vaya a saber por qué, cuestionó al Gobierno por su pelea con Clarín. Consideraba que el Gobierno está mucho más allá que un simple diario.
Hoy vemos la pelotudez mucho más clara, Clarín no es un diario, es un gobierno en el exilio que quiere volver.
Tanto poder tienen que aún con el tema de sus hijos robados en la escena pública, en la obviedad de lo hecho, son capaces de manejar la voluntad de un Juez y hacer el análisis de ADN no como marca la ley sino como se les cantó el culo. Eso es poder. Si lo hacen hoy con un gobierno en contra ni que hablar de lo que son capaces con un gobierno a favor.
Ante tanto atropello e impunidad, ante una justicia repleta de jueces empleados de Clarín, el accionar del pueblo ante estos personajes, que por encima de traidores a la Patria son en realidad delincuentes, secuestradores de bebés, sicarios empresariales, debe quedar contemplado dentro del amparo que da la legítima defensa.
Se podría recurrir a esta altura de la conspiración llevada a cabo por Clarín a través de Magnetto a la Ley de Defensa de la Democracia (23.077) pero tal vez la denuncia caiga en la jueza Sarmiento, en Bergessio, en Carbone y sigue la lista.
En una indefensión así sólo cabe la defensa propia.

1 comentario:

Emy dijo...

Me gustó, bastante contundente, realmente estamos frente a un problema, y ha sido -Clarín- un problema desde hace años. Creo que ahora, ya un poco desarticulado el discurso de los medios como absolutamente veridico, tenemos más posibilidades, la principal fuente de su poder nunca fue la plata, sino el ser poseedores de "la verdad" y creo que de a poco no lo son más.