miércoles, 21 de abril de 2010

"...no, toda..."

Leer una historia de un ex suegro en el ojo con dientes disparó en mi memoria una que me contó el mío, que trabajaba en Editorial Abril en Mantenimiento.
Transcurría, estimo, a fines de los '60. Época de Onganía.

Relatos de los años dorados de SIETE DÍAS, cuando el suplemento de la vida de Evita hacía rechinar las rotativas, con tirajes records ante una demanda espectacular. Cientos de miles de ejemplares, una revista, la gente leía. Las hacían en máquinas de rotograbado que ya casi no existen reemplazadas por máquinas offset más aptas para tirajes cortos que cayeron a cifras de 5 dígitos.

SIETE DÍAS era de actualidad y además estaba la revista PANORAMA, sobre política nacional e internacional. Civita estaba a la cabeza de la editorial. Mi ex suegro tenía la colección completa de PANORAMA. Un número trajo un reportaje a Álvaro Alsogaray que llenó en su momento los talleres de Abril de milicos con F.A.L.

En una parte de la nota Alsogaray respondía una pregunta diciendo "...no toda la culpa la tienen los militares..."

Un turro divino, nadie de la redacción, algún guacho que trabajaría en el taller, en el grabado de los cilindros, como si lo estuviera viendo, le mandó una coma y con una coma armó un quilombo tremendo.

"...no, toda la culpa la tienen los militares..."

La revista PANORAMA saldría así a la calle. Desconozco si se llegó a distribuir alguna o si mi ex suegro manoteó alguna como recuerdo. En el relato hablaba que los militares llegaron muy rápido, el pan estaba caliente y lo confiscaron.

No se cual era la ideología de Editorial Abril de Civita, pero viendo esta tapa dedicada a Illia me da idea que bastante cercana a la de Fontevecchia, menos perversa, claro, a perverso no se le puede ganar. En esa época el tema no era la Ley de Medios K, era la Ley de Medicamentos I.


Pero en estas lides no se puede dejar de mencionar a alguien con la habilidad de mantener la misma cara de hijo de puta que tenía hace 40 años.

Marianito Grondona sabía que para hacer lo que se necesitaba hacer en el país hacía falta una morsa y no una tortuga.


Como a la morsa se la comieron los caranchos cordobeces , en 1976 recurrió a los tiburones, en los '80 a un chancho y su cría, en los '90 a un mono masturbador. Para el 2001 no le quedaban animales en la jaula. Por sorpresa en el 2003 se le colaron dos pingüinos. El tipo ya no tenía los reflejos de su juventud de sus años mata peronistas, cuando integraba los Comandos civiles en el '55.

CHA CHA CHA cita a Grondona en "Juzguemos a los otros"


video


Fotos de tapas: Mágicas ruinas

1 comentario:

Antonio (el Mayolero) dijo...

En 1963, la revista Primera Plana era de lectura obligatoria para los oficiales de la Guarnición Militar Tandil. Y semanalmente había una reunión de en el Casino de Oficiales en que se comentaban las notas de Grondona.Yo era el soldadito que se ocupaba de retirar los ejemplares de la distribuidora y entregarlos bajo recibo a los oficiales.