domingo, 13 de junio de 2010

MONJITAS PIOLAS: Marihuana para los chanchos

De Julie Andrews a Kika Édgar pasaron muchos años, 45 para ser exactos. Las monjas cambiaron bastante. Para la obra teatral presentada en México con Kika Édgar como María tuvieron que agrandar el diámetro de las hostias, para mantener la escala.

Para 1967 Sally Field era una monja que volaba. Tal vez la influencia hippie y del Flowers Power pero bien críptica bajo un relajo de candidez.

Para 1971 la cosa era más pesada. Con sólo ver la imagen que nos transmite Rocío Durcal ni siquiera hace falta pasar el disco al revés para ver la influencia de Black Sabbath. La España franquista y sus demonios.

Pero en algo no cambiaron, teníamos que haber adivinado que estaban hablando de faso. Rebeldes y voladoras.

No hay comentarios: