domingo, 5 de septiembre de 2010

RICARDO HIPERGIL LAVEDRA

A Gil Lavedra el diario rionegro (ellos al nombre del diario lo ponen con minúscula, debe ser así), lo presentan a sus lectores como ex jurista. Este ex jurista, hoy diputado de Clarín, sabiendo que jamás llegará a presidente, quiere imponer como otros tantos una Argentina parlamentaria, claro que es hasta que un garca amigo sí llegue a presidente y lo veamos a Gil Lavedra defendiendo el presidencialismo, porque si algo tienen estos personajes al servicio de Clarín es una maleabilidad ideológica que parece Plastilina, pero es caca.
El tipo, que si es ex jurista calculo que debe manejar un gran vocabulario del Castellano, para denostar el poder y el papel que la Constitución Nacional otorga al Presidente de la Nación, al ejercicio de la presidencia tal cual está escrito lo llama "hiperpresidencialismo".
Hiper, hay que joderse. Se lo supone leído. Es que Gil Lavedra es de la generación que de treinta y pico entró por primera vez al hipermercado Carrefour del Buen Ayre y Panamericana y sintió en lo más íntimo de su ser que ese era el futuro. Tenía razón, todo sería hiper en el futuro. Como este blog, que es hiperkirchnerista y se pasa por los huevos a vendepatrias como este.
¿No le gusta el presidencialismo? ¿O no se bancará que una mina le diga lo que tiene que aceptar y encima tenga razón? ¿Cuánto le pagará Clarín? ¿Cubrirá los daños? Magnetto cuando se muera dirá "Rosebud", pero Gil va a querer decir tantas cosas que no va a decir nada. Porque fue hombre de la Justicia y está con Clarín, que es la quintaesencia de la corrosión moral y ética del Poder Judicial. Ninguna empresa por durante tantos años corrompió o hizo destituir tantos jueces.
Gil Lavedra es otro de los cretinos elegidos como diputados tras la hoy clara maniobra de Clarín en el conflicto sojero, donde supo generar el odio suficiente para que el electorado vote a impresentables como Bullrich o De Narvaez. ¡Artaza es senador! Lo pienso y lo justifico cuando entiendo que Menem también es senador.
Y el diario rionegro que lo publica para consumo del Alto Valle, alineado con Clarín a gusto. Hay que leer las editoriales de estos hijos de puta, impreso en una ciudad, General Roca, que del 2003 al 2010 creció tanto que ya hay bardo pues se construye sobre terrenos productivos, antiguas chacras. El bardo es la barda, sobre todo en Villa Regina que la tiene al toque en sus espaldas. Es que ese es el problema, la barda es la espalda de las ciudades del Alto Valle, que miran y avanzan al río, nadie tiene ganas de ganarle terreno al desierto. El crecimiento del Alto Valle es demasiado palpable, más que la tinta del diario rionegro, que muestra a un gobierno nacional desde la distancia como si fuera el de otro país y no el que transcurre ese crecimiento.

1 comentario:

Daniel Mancuso dijo...

hiper buenísima nota, hiper clara e hiper felicitaciones, cumpa