sábado, 6 de noviembre de 2010

VIỆT NAM AL PALO: De las sandalias Hồ Chí Minh a barcos de 54.000 DWT

Con estas sandalias hechas de neumático en desuso como calzado, los vietnamitas derrotaron a los borceguíes de la mayor potencia militar del mundo, los EEUU. Para 1955, cuando acá los gorilas volteaban a Perón con un bombardeo criminal, los vietnamitas derrotaban a los franceses, con estas mismas sandalias y ponían en caja a unos cuantos gorilas propios en el norte.

Para 1976 ya se habían sacado de encima a los EEUU y a los garcas internos. En 1976 en Argentina la oficialidad joven del '55 daba otro golpe que sería física, mental y económicamente destructivo.

Vietnam tuvo que esperar que EEUU se decidiera a levantarles el embargo económico que durante 20 años mantuvieron por el resentimiento que les quedó de la paliza y el trauma desde 1975. No perdieron ese tiempo, se arreglaron como pudieron, no perdieron la fe y se dedicaron a tener hijos. La paz que vino después de 1977 tras el último desafío, la invasión China en Cao Bang, en la frontera norte, la familias vietnamitas se reunificaron. Soldados del norte volvían a casa luego de años luchando en el sur. 

Si había algo pendiente en Vietnam era el amor en paz, después años de amor nostálgico con los dientes apretados, lejos de los seres queridos. La población creció en los '80 aún con la herencia de millones de muertos en los últimos 30 años y de letales hambrunas producto de la posguerra con embargo. Hoy son 87 millones. No  hubo Plan Marshall para Vietnam.  Los vietnamitas no eran tan parecidos a ellos como resultaron ser los alemanes. No daba para respetarlos. Ni siquiera se fueron y listo, los tuvieron que embargar. EEUU tuvo 50.000 muertos  y no paran de hacer películas de su tragedia.


Una vez en un vuelo a Amsterdam en un Jumbo de KLM, viajaba junto a una mujer de unos 80 años que de entrada cagó a pedos a la azafata holandesa por haberle servido cava en vez de champagne. En cambio a mí me había parecido genial la casita holandesa de porcelana llena de ginebra con la que te recibían como souvenir. El avión venía de Santiago de Chile donde la señora había subido y viajábamos en clase Business.

La señora, francesa, hija de un general, gobernador de Argelia en la época colonial, pinochetista, no paró de hablarme en casi todo el viaje. Yo había subido al avión conectado con el amor que me esperaba en Amsterdam y con el troncho calibre Roll-on que iba a disfrutar tomando un café en alguna mesita en la vereda de Grosshopper sobre la Nieuwezijds Voorburgwal en pleno verano holandés .

Hablamos de Historia. Habló ella en realidad. De un repaso del siglo XX terminó con una conclusión a forma de consejo: "Nunca te olvides de esto. Los estadounidenses son unos hijos de puta" 

En 1995 la empresa argentina donde trabaja era comprada por otra de EEUU. No paré de darle la razón a esa señora a quien nunca volví a  ver.

Desde ese mismo año Vietnam despegó y no para. Al fin estaban sólos para gobernarse y con los medios para lograr ese crecimiento. En esos años en Argentina se vendía el patrimonio nacional.

Desde el 2003 vamos de la mano en ese crecimiento. Argentina y Vietnam tienen gobiernos nacionales y populares. Los dos países ahora se gobiernan a sí mismos. Vietnam fue colonia desde 1885 a 1975, más 20 años de embargo, lo que podría llevar el plazo, de alguna forma, hasta 1995, 15 años de independencia efectiva sin tropas extranjeras en su territorio, 15 años de crecimiento. Nosotros estamos festejando los 200 años sin tropas extranjeras en nuestro territorio, sin sufrir embargos y a pesar de eso Vietnam se nos pone a tiro en el crecimiento.

¿La diferencia? El tratamiento a sus garcas.

La planificación de una industria naval propia nació en 1972, 3 años antes de la caída de Saigón. La guerra no había terminado pero ya pensaban en la paz del futuro. El Ministerio de Transporte, a partir de 1996,  una vez levantado el embargo y pudiendo tener contactos comerciales con el resto del mundo, que con la anuencia de Europa, Washington los mantenía  aislados, puso manos a la obra, creando VINASHIN.

Algunos barcos contruídos en sus astilleros de Haiphong, Vietnam:



2 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

Buenísimo, Muy buena nota. Develando lo escondido, lo negado.

Yo también usé "al palo" hoy en un post, estamos conectados, abrazo

Che Genetic dijo...

Sí Daniel, hay lazos mágicos en estos tiempos.