lunes, 31 de octubre de 2011

Sectas vietnamitas: Cao Đài

El Cao Đài es una religión integradora que acepta creyentes de otras religiones y que toma elementos del cristianismo, del islamismo, del hinduismo, del budismo, del taoísmo y del confucionismo. Su símbolo es el ojo de Dios dentro de un triángulo.

Fue fundada por Ngo van Chien en 1926 en la región de Tay Ninh.


La estructura es similar al de la iglesia católica, con un Papa, cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes. Estos cargos pueden ser ocupados por mujeres, excepto el del Papa que de todas maneras está vacante desde 1932.

Toman revelaciones de espíritus notables, como los de Jesús, Shakespeare, Mahoma o Lenin. Entre sus santos se encuentra el escritor Víctor Hugo, que de saberlo estaría más que sorprendido:

Es que esta religión demuestra una de las características más notables del pueblo vietnamita, su capacidad de esponja de las culturas que han tratado de hacer pie en su territorio.

Santa Sede en Tay Ninh

Las autoridades coloniales francesas sospechaban de estas y otras sectas presentes en Vietnam y las infiltraban con sus agentes. Para la ocupación japonesa entre 1941 y 1945 se acomodaron al momento sin entrar en conflicto con los nipones. Una vez reocupada Indochina por los franceses en 1946, llegaron a un entendimiento relativo con la administración colonial, siendo su enemigo el Vietminh, que no quería saber nada de las sectas, lo que no impidió que sea un cadoísta que asesine al general francés Chanson con un atentado suicida con una granada.

Una vez que se fueron los franceses y los EEUU pasó a ser la nueva potencia colonial, se encontraron con un nuevo enemigo, el primer presidente católico de Vietnam del Sur, que los norteamericanos, faltos de tacto y de conocimientos del pueblo que trataban de someter, opusieron a Diem a las sectas, por lo cual muchos miembros perseguidos se pasaron al Vietcong.

Diem es asesinado en un complot organizado por la CIA y con la autorización del primer presidente católico de EEUU, Kennedy, quien sería asesinado 12 días después.

Para la caída se Saigón en 1975 el gobierno comunista prohibió el culto Cao Đài en todo el territorio de Vietnam. Para 1997 el gobierno le dio permiso legal y libertad de culto. Sus adeptos superan los 5 millones de vietnamitas.