jueves, 3 de noviembre de 2011

Nixon en Indochina, 1952: Pisando el suelo vietnamita que mandaría a quemar 20 años después

Nixon, vicepresidente de Eisenhower, visita el valle fortificado de Na San. Fue una victoria contundente de Francia sobre el Vietminh. Cientos de cadáveres se agrupaban en las laderas de las colinas defendidas por legionarios extranjeros, siendo un 70% de ellos alemanes.

De esa derrota el general Giap aprendería lecciones que lo llevarían a la victoria definitiva en Dien Bien Phu. Los franceses, como cuando convencidos que habían ganado la Primera Guerra Mundial y confiaron en la línea Maginot, pensaron que Na San, en 1952, era la fórmula mágica y la repitieron en Dien Bien Phu en 1954.

Nixon fue a ver en qué invertían el dinero de los contribuyentes de EEUU, pues era ese país el que se había hecho cargo del 80% de los gastos del Cuerpo Expedicionario Francés en Indochina. Por eso se los puede ver a los legionarios y paracaidistas vestidos con uniformes de la US Army y del Marine Corps. 

La paradoja es que mucho alemanes, 10 años antes, le disparaban a quienes tenían ese uniforme. Eso sí, los fusiles que llevaban los soldados eran MAS 36 franceses, de 5 tiros a cerrojo, para pelear contra oleadas  descomunales de infantería del Vietminh, en vez de contar con los enormes sobrantes de rifles M1 semiautomáticos de 8 disparos. Es que los stock de MAS36 Francia no los había usado, rendida a Alemania en 1941.

Cuando Francia le pidió a EEUU que bombardee las laderas de Dien Bien Phu con los Boeing B-29 estacionados en Japón, Eisenhower dijo no querer entrometerse en guerras de poca importancia. Para esas fechas EEUU ya operaba en Vietnam con agentes de las OSS (CIA), la idea era que Francia elimine la mayor cantidad de oponentes pero que no ganara la guerra.

Ya presidente, Nixon con su amigo Kissinger ordenarían, a comienzos de los '70, los peores bombardeos con B-52 y el rociado de agente naranja a lo largo y ancho de Vietnam.

1 comentario:

LolaMento dijo...

Si no lo leiste te recomiendo El Americano Tranquilo de Graham Greene. Si no la viste te recomiendo la pelicula del mismo nombre.

Muy buenos ambos. Libro y película (que es bastante nueva)