jueves, 19 de enero de 2012

Fundamentalismo religioso en el Ejército Israelí: La misoginia

"Un soldado que dice que no tiene ganas de saltar debido a que su instructor de paracaidismo es una mujer no puede ser un combatiente. El tema no está abierto a discusión" Lo expresó el comandante de brigada Coronel Amir Baram. La nueva de los soldados religiosos es no querer saltar en paracaídas durante la formación con instructores mujeres. Rechazan el contacto.

Es algo nuevo pues no sucedía en los '70 y '80, donde soldados religiosos recibían instrucción del personal femenino sin mayores problemas. Ahora los comandantes del IDF terminan resolviendo a favor de estos rechazos para no tener problemas con los rabinos.

La moral religiosa no les impide masacrar ancianos y niños palestinos. Lo que crece día a día es la separación talibán de hombres y mujeres. El ciudadano israelí  laico pierde terreno en la toma de decisiones. Israel va para atrás. No es un hecho aislado, el fundamentalismo cristiano crece gravemente en las filas de las fuerzas armadas de EEUU, su socio en correrías.

2 comentarios:

iris dijo...

La verdad es que se pasan de ridículos. Si se niegan a saltar porque las instructoras son mujeres deberían ayudarlos con la clásica patada en las nalgas.Es tan absurdo como lo sería si negaran a tener instructores petisos o gordos.

Gonzalo Navarro dijo...

Me mato la foto de una biblia camuflada. Talves este camuflada por dentro tmb y de este modo siguen creyendo que hacen un bien.