sábado, 10 de noviembre de 2012

Batallón B.I.L.O.M.: Carne de horca francesa contra los vietnamitas

A comienzos de 1948 la guerra en Indochina ya devoraba hombres que no podían ser reemplazados con jóvenes franceses del servicio militar obligatorio. La opinión pública francesa y sobre todo el Partido Comunista y la CGT hablaban de guerra sucia, a la que no aceptaban mandar a sus hijos, en una Francia empobrecida, convulsionada por años de ocupación alemana y gobierno colaboracionista.

En el Ministerio de Defensa se tuvo la idea de reclutar jóvenes que cumplían condenas en campos de concentración por colaboración con los nazis. Se tendrían en cuenta sólo aquellos que cumplían condenas menores a 15 años.

El Ministro de Justicia André Marie mandó una circular a la administración penitenciaria para conocer el número de prisioneros disponibles. La noticia corrió de inmediato por las barracas. Algunos no entendían. Habían sido condenados por integrar cuerpos de las SS como la Liga de Voluntarios Franceses, L.V.F., y la División Carlomagno que habían combatido en el frente ruso contra los comunistas y ahora les hablaban de conmutar sus penas con años de servicio para combatir al comunismo en Indochina y todo ordenado por un gobierno francés que era socialista.

 Cartel de reclutamiento de la L.V.F.

En total firmaron 4.000 voluntarios. Muchos estaban encerrados en el campo de concentración de Struthof, antiguo campo de la muerte en la región anexada por los alemanes en Alsacia, donde los nazis habían concentrado a miembros de la resistencia de toda Europa.

La idea original fue crear 3 batallones con un total de 2.500 hombres. Para no llamar la atención de la opinión pública, se decidió hacerlo por etapas. El general Revers firma la conformación de un 1er bataillon d'infanterie légère d'outre-mer, B.I.L.O.M., con 708 hombres comandados por 23 oficiales y 119 suboficiales provenientes de la infantería colonial.

La administración penitenciaria no le puso mucha voluntad y los envíos desde el campo Struthof se retrasaban. Los primeros 43 llegaron al campo de entrenamiento en Fréjus recién en julio y hasta noviembre se completaron dos compañías. Ante las dificultades se decidió que esas dos compañias cuenten con un pequeño estado mayor de 3 oficiales, 1 médico y 5 suboficiales. Clausse fue nombrado jefe del batallón y el capitán Tap jefe de compañía.

En octubre y en noviembre llegó el resto de los hombres. Los tiempos de entrenamiento deseados tuvieron un serio retraso. Los reclutados no recibían ningún permiso de salida hasta ser enviados. Para el 1º de diciembre se los embarcó en el buque Pasteur con alta discresión pues el PC y la CGT realizaban manifestaciones en el puerto de Marsella en cada embarque hacia Indochina. El B.I.L.O.M. no tenía ni bandera ni insignias.

Arribaron el 26 de diciembre a Saigón y fueron enviados a Camboya en el sector de Kompong Trach. El 23 de marzo de 1949 se los reinstala en Ba Ngoï, en la región costera de Nha Trang, Vietnam, reemplazando allí a tropas coloniales senegalesas, africanos que pocas ganas ponían para combatir al Vietminh y que serían repatriados.

El batallón se destaca por su cohesión y por lo aguerrido de su accionar, sobresaliendo los ex combatientes del cruel frente ruso, que a pesar de la prohibición original, comenzaban a recibir grados de suboficiales.

En abril son embarcados en Marsella 57 hombres en el buque Compiègne y en mayo 24 más en el Abbeville. Para el 1º de julio de 1949 se disuelve el B.I.L.O.M. y con sus miembros se forman las Compañías de Marcha del Sud-Annam, C.M.S.A., estacionadas de Ba Ngoï.

Para 1951 los hombres que aún no habían muerto en combate contaban sus años de servicio sin mucho entusiasmo. La amnistía prometida no era algo concreto y firme, no les quedaba claro que significaba volver a Francia. Muchos de ellos terminaron combatiendo en Argelia, optando por quedarse en un ejército que les daba paga y comida antes de afrontar a una sociedad francesa que aún en esos años seguía dando penas de muerte a reclusos de Struthof.

Horca de Struthof

Francia se fue derrotada de Indochina en 1956. Luego llegarían los norteamericanos, para quienes los franceses no habían sabido ganar una guerra que ellos sí sabrían ganarla. Se fueron, derrotados, en 1975, habiendo arrojado más bombas en Vietnam que en toda la Segunda Guerra Mundial.