lunes, 24 de diciembre de 2012

Primera Guerra Mundial: ¡A Berlín! ¡A París! Volveremos a casa para Navidad

Las tropas francesas vestidas con gorros y pantalones rojos y chaqueta azul, un verdadero imán a las balas, dicen ¡A Berlín! en 1914:

Las tropas alemanas, con un más conveniente uniforme verde-gris, dicen ¡A París!:

Todos coinciden en algo, en Navidad volvemos a casa. La Navidad de 1914 la festejaron en las trincheras, donde ocurrió una rara tregua y las tropas se saludaron en la tierra de nadie:

Cruz que conmemora el lugar de confraternización navideña de 1914 en Bélgica:

Pasarían tres navidades más en las trincheras para recién poder volver a casa a festejar la Navidad, la de 1918, siempre y cuando no hayan estado incluídos entre los 10 millones de muertos o entre los 8 millones de desaparecidos.