martes, 18 de diciembre de 2012

Tropas de EEUU en la Revolución Rusa: Una guerra muy fría

Para 1918, finalizando la Primera Guerra Mundial, los aliados decidieron aportar tropas para apoyar al Ejército Blanco que luchaba contra los bolcheviques. No sólo era solidaridad con los rusos blancos, cada potencia que intervino tenía sus aspiraciones territoriales para rapiñarle a Rusia. Entraron a los puertos con gran fanfarria pero la alegría duró poco.

Fueron 14 países los que enviaron hombres en algunos casos, como EEUU, sacándolos del frente occidental y llevándolos en barco al puerto de Arkangel. EEUU además trasladó tropas de las cálidas Filipinas y California para enviarlos al puerto de Vladivostok y de allí adentrarse en Siberia con -50º C. Fueron unos 15.000 estadounidenses los que participaron.

Las tropas de EEUU avanzaban con el ferrocarril construyendo fortines. Repetían la conquista del Oeste. Pero todo duró menos de un año. Los vientos de cambio en Rusia eran irreversibles y las tropas fueron retiradas con numerosas bajas, la mayoría por congelamiento y enfermedades.