lunes, 12 de agosto de 2013

LIBIA: Disuelven las brigadas y se roban las limosnas

Unos mil transportes con tropas han llegado a Trípoli en estos últimos días. Las comanda el coronel Muhammed Musa. Son brigadas en su mayoría de Misrata pero también de otros lugares como Zlitan, Tarhouna y Zawiya.

El motivo que esgrimen es proteger al gobierno de un golpe de estado en Trípoli. La decisión fue autorizada por el Presidente del Congreso, así como el recién nombrado ministro de Defensa, Abdullah Al-Thinni, y el nuevo jefe del Estado Mayor del Ejército, Abdulsalam Al-Obaidi.

Las llamadas brigadas son aquellas bandas que asolaron a Beni Walid, Sabha, Kufra en una guerra que tuvo todos los ingredientes de la guerra de invasión a Siria que ahora los medios cada tanto, de cada 5.000 subidos a Youtube, muestran alguna que otro video mostrando atrocidades de las bandas armadas sostenidas por la OTAN. A eso se le agregó el ataque aéreo incesante de los ingleses y franceses, apoyados por los españoles, italianos, entre otros, con todo el apoyo satelital de EEUU. 

Incluso se habló y no es descabellado, de pilotos israelíes en aviones de la OTAN practicando en Libia misiones de largo alcance como las que deberían enfrentar en Irán.

Todo eso contra el país de mayor bienestar económico popular de todo África. Rico en petróleo. Donde se fundó la Unión Africana. Gobernado por un amigo de Mandela y Zuma de Sudáfrica, el otro país fuerte al sur.

Mientras estaba en marcha el proyecto de moneda única africana, con respaldo en oro. 

¿Gobernado por un líder amoral? ¿Quién lo dice? ¿Sarkozy? ¿Cameron? ¿Obama? ¿Berlusconi? Cualquier crimen en 40 años de Jamahiriya fueron un parde días de bombardeo de la OTAN.

Los horrores sobre la población civil en Sirte fueron de alta tecnología. Bombazos sónicos. Infartos, abortos, desmayos. Fósforo blanco, quemaduras incurables, muerte atroz. Uranio empobrecido antibunkers: Cáncer y deformaciones por muchas generaciones. Armas químicas como las usadas en Rusia en el desastre de la toma del teatro.

Además de eso llegaba también lo quirúrgico para tropas en cuarteles o campos abiertos. Imágenes infrarrojas desde aviones sobrevolando tropas en la noche. Se redujo a matar hormigas espantadas. Siluetas de soldados corriendo antes los ataques y martillazos de los misiles impactándolos.

Para varias generaciones de jugadores de Call of Duty MW es una vista conocida. Los juegos que nos llegan del imperio nos dejan matar sin culpa desde un Hércules C-130 Spectre a muhaidines con un cañón de 25 mm, de 40mm o de 105 mm. El que nos resulte más divertido y las veces que querramos.

Luego el video en Youtube de lo real en Libia pasa a ser un "como en el Call" y casi que los dedos buscan los controles.
 
Guste o no Kadhafi lo que los videos de esos ataques muestran son soldados libios tratando de defender Libia de una intervención militar imperial. Tal poderío, tanta desproporción militar no existió jamás. El poder satelital es ver y escuchar todo lo que un país soberano intente hacer para repeler un ataque de los dueños de los satélites. 

Atrás de ellos llegaban las hienas, a rematar lo que quedaba, las brigadas, bandas Mad Max que salían luego por la CNN, FOXnews y por el resto del planeta como "rebeldes", caminando por el humo de los cadáveres, eliminando los pocos que sobrevivían y a los que se rendían precintos en las muñecas y tiro en la nuca.

Hoy hablan de disolverlas. El coronel Musa acordó con el Consejo Supremo Revolucionario, que tiene más nombre que representatividad, priorizar la formación de un ejército nacional, disolviendo las brigadas, cuyos mandos dejan que desear y la indisciplina es alta. Lo que no explicó es a nacional de qué nación se refiere.

Se cual fuere el parto va a ser difícil. Habrá purgas según las categorías. Porque están los de febrero del 2011, los de medio tiempo y los que se unieron a las brigadas ya muerto Kadhafi. A estos últimos la disolución les puede traer problemas. También están las bandas dentro de cada brigada que se mueven autónomas entre sí.

No será raro ver pronto a algunos misratis prolijamente uniformados por ropa provista por Qatar combatiendo paisanos "rebeldes". Según el ministro de defensa Al-thinni, que suena muy a Al-Thani, las brigadas se disolverán en 6 meses.

Y en la "nueva Libia" pero en Bengazi, se roban hasta las limosnas del Ramadán de la mezquita Abdullah bin Jaafar Mosque: