lunes, 15 de julio de 2013

MALÍ: Desfilando en Champs-Élysées

Con los matices y las circunstancias del caso, ver a los soldados malienses marchar el 14 de julio en París hace pensar en los "senegaleses". Así genérico se denominaba a todo africano del sur del Sahara que entraba a los regimientos coloniales franceses. Ropa y comida, suficente causa a los que les faltaba todo. Luego, lo que no les habían contado, los llevaban a rincones del imperio tan insólitos como Alsacia en invierno o a la Indochina profunda, a morir en combate o en cautiverio de los nazis o el Vietminh, reventados de hambre y enfermedades.

Francia les sacó de encima a los malienses del sur una amenaza del norte que, si seguimos la trama usada en Libia y Siria, los yihadistas que invadieron el norte sabemos quién los operó. Sirvió para poner en línea a Malí, como república independiente, tan independiente como Latinoamérica en los '90. Para los malienses Francia es un paraguas contra asesinos desatados que puedan venir. Para un Malí asustado con los yihadistas cerca de Bamako, bastó tirarles las ratas del Aqmi para que acepten que les manden a los gatos de la Legión. Y desfilaron también con ella en París.

Los yihadistas tuvieron delante a los tuaregs llegados de Libia luego del letalmente civilizador y cristiano paso de los bombarderos de Francia y Gran Bretaña. Los tuaregs tenían lo puesto, lo que trajeron del sur de Libia, lanzacohetes Grad, antiaéreos en 4X4, RPG y Ak-47. Los yihadistas todo lo que los aviones de Qatar disfrazados de Media Luna Roja, la USAID qatarí, los pudieran abastecer, más la información táctica de uno o que otro drone.

Hay malienses preocupados por rumores de conversaciones entre el gobierno francés y el movimiento tuaregs Azawad, que considera el norte de Malí como su territorio. ¿Cuántos tuaregs representa el Azawad? Quién sabe. Apareció de golpe luego del magnicidio de la OTAN en Libia. Pero no sería raro que la diplomacia francesa tenga una idea de Malí diferente a la del gobierno maliense en Bamako. Tal vez el uranio que hay en el norte tenga algo que ver.