lunes, 1 de abril de 2013

COREA: Los Mig-29 en la defensa de Pyongyang

Los aviones Mig-29 tienen a cargo la defensa aérea de Pyongyang en un número de 40 divididos en dos alas.

Desde la frontera con el sur hasta Pyongyang la defensa aérea de todo tipo, aviones, grandes misiles, misiles portátiles, cañones de 4x14,5 mm hasta 100 mmm es de una densidad impresionante. Cantidad es calidad por sí misma.

Comparten la base de Sunchon con veteranos Mig-21, de la generación de interceptores puros como plataforma de intercepción aérea como F-102 Starfighter y el Mirage III. Aunque anticuados, si han sido sometidos a una modernización de radar y sistema de misiles aún y en su gran número pueden ser letales.

Todo el norte de Corea es una fortaleza. Son 60 años de preparación. Sistemas de túneles y trincheras construidas a lo largo de esos años. Las bases aéreas están siempre próximas a montañas que brindan hangares naturales a prueba de bombas nucleares. 

Las montañas pueden estar más cerca o más lejos de la pista, pero siempre terminan unidas por pistas auxiliares.

El extremo de esto es esta base que cuenta con una montaña atravezada por dos pistas perpendiculares.

Todo envuelto en un culto al heroísmo patriótico que garantiza que ante un ataque habrá sorpresivos despegues de aviones de combate y que dependiendo de los desesperada de la situación, serán acciones suicidas que podrían incluir armamento nuclear.

Los antecedentes de modos de combatir mostrados por países como Japón, Corea y Vietnam en sus guerras pasadas marcan que el sacrificio extremo siempre fue una opción a seguir por estos países asiáticos.